Lwart invierte en la construcción de una nueva planta de rerefinación

La empresa se convertirá en la segunda refinería más grande del mundo al aumentar en un 50% la capacidad de la unidad ubicada en Lençóis Paulista (SP)

40
Português
Español/Castellano
English

Nueva planta de rerefinación de Lwart

Nueva planta de rerefinación – Empresa 100% brasileña especializada en transformación de residuos, Lwart Soluções Ambientais anuncia una inversión de R$ 1 mil millones en la ampliación del parque de producción ubicado en Lençóis Paulista (SP). Con la inversión, la capacidad de procesamiento de aceite lubricante usado o contaminado aumentará en un 50%, desde los actuales 240 millones de litros/año a 360 millones de litros/año. Cuando la nueva planta entre en funcionamiento en 2025, la empresa se convertirá en la segunda refinería más grande del mundo.

La ampliación permitirá a Lwart Soluções Ambientais producir un mayor volumen de aceite base de alto rendimiento –denominado Grupo II–, producto que Brasil necesita importar por no ser autosuficiente en su producción.

“Lwart recolecta aceite lubricante usado en todo el país y con la expansión deberíamos crecer aún más en términos de cobertura. Esto permitirá asegurar que se gestione correctamente un mayor volumen de residuos y que, en consecuencia, exista una mayor producción de aceite base del Grupo II en el país. Estamos hablando de alta tecnología para transformar residuos en petróleo de altísima calidad que también reduce la necesidad de importaciones, dado que Brasil no es autosuficiente en la producción de este tipo de petróleo. Como el proceso de refinación puede realizarse infinitas veces, hay un impacto muy positivo en la preservación del medio ambiente”, afirma Thiago Trecenti, presidente de Lwart Soluções Ambientais, quien añade: “El hecho de que la agenda ESG haya entrado definitivamente en la agenda global La agenda contribuye directamente a aumentar la demanda de las soluciones ofrecidas por Lwart, que nació con el ADN de la sostenibilidad”.

El aceite lubricante usado o contaminado, conocido como OLUC, es un residuo peligroso y uno de los principales villanos para el medio ambiente y la salud debido a su alto potencial de contaminar el agua, el suelo y el aire, cuando se elimina incorrectamente. La legislación brasileña estipula que el único destino correcto de los OLUC es el proceso de re-refinación, un tipo de reciclaje que, a través de tecnología, transforma el residuo en aceite base para la producción de nuevos lubricantes.

Maximización de la transformación de residuos

La gestión de OLUC llevada a cabo por Lwart es una referencia en el sector y un ejemplo de economía circular. La tecnología utilizada por la empresa permite la transformación y maximiza la reutilización del aceite lubricante ya usado que ingresa al proceso industrial. La mayor parte de este residuo se transforma en aceite base de alto rendimiento y se reinserta en la cadena productiva, cuyo proceso puede repetirse en innumerables ocasiones, manteniendo las características y calidad de un producto de primera refinación.

El resto del proceso genera subproductos, como combustible generador de calor para la propia planta y un compuesto asfáltico utilizado en la construcción civil.

“Invertimos continuamente en innovación y tecnología para mejorar nuestro rendimiento y la calidad de nuestros productos. Esto nos posiciona como referente nacional e internacional en logística inversa y transformación OLUC y entendemos que podemos aportar mucho al desarrollo del país y al futuro del planeta”, agrega Trecenti.

Generación de empleo

Se estima que durante la construcción de la nueva planta se crearán hasta 1.200 nuevos puestos de trabajo. Tras el periodo de construcción, la empresa estima que se sumarán a la operación 400 empleos directos.

Autosuficiencia energética

Parte de la inversión se destina a dotar al complejo fabril de un nuevo sistema de generación de vapor y energía eléctrica alimentado por biomasa, que permitirá a Lwart alcanzar la autosuficiencia energética en el suministro de las dos fábricas.