USP desarrolla estación de servicio de hidrógeno a partir de etanol

Con la participación de Toyota, a través del modelo Mirai, dentro de un año entrará en operación un proyecto pionero en el mundo.

42
Português
Español/Castellano
English

Hidrógeno a partir de etanolHidrógeno a partir de etanol

Hidrógeno a partir de etanol – La Cidade Universitária de la USP, en la capital paulista, será escenario de un proyecto pionero en el mundo que incluye la construcción de la primera estación experimental de carga de hidrógeno (H2) renovable a partir de etanol. Con un área de 425 m², la planta piloto producirá 4,5 kg de H2 por hora, destinados a abastecer hasta tres buses y un vehículo liviano.

Toyota participa en el proyecto de I+D Ethanol to H2 con la oferta de un modelo Mirai, el primer vehículo de hidrógeno del mundo comercializado a gran escala, cuyas baterías se cargan a partir de la reacción química entre el hidrógeno y el oxígeno en la pila de combustible (Fuel Cell Electric vehículo).

La previsión anunciada este jueves 10, en un evento realizado en la Politécnica de la Universidad de São Paulo, es que la estación experimental entre en funcionamiento en el segundo semestre de 2024.

Shell Brasil invirtió R$ 50 millones en el proyecto con recursos obtenidos a través de la cláusula de I+D+i de la ANP, la Agencia Nacional de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (ANP). Los otros socios son Hytron, Raízen, Senai CETIQT y la propia Universidad de São Paulo, a través del RCGI, Centro de Investigación para la Innovación en Gases de Efecto Invernadero.

El hidrógeno producido en la estación alimentará el Toyota Mirai, para verificar su desempeño, y también los autobuses Marcopolo proporcionados por EMTU/SP, que circularán exclusivamente dentro de la ciudad universitaria.

“Brasil es un país con una fuerte vocación por los biocombustibles”, recordó el presidente de Toyota Brasil, Rafael Chang. “Entendemos el hidrógeno como una fuente de energía limpia y renovable que juega un papel importante en los esfuerzos para reducir las emisiones de CO2. La asociación en este proyecto es el primer paso de la empresa para probar localmente el uso de esta nueva tecnología”.

El ejecutivo concluyó diciendo que la empresa está interesada y dispuesta a trabajar junto al gobierno del Estado de São Paulo para hacer sostenible el transporte por carretera utilizando hidrógeno renovable a partir de etanol.

El objetivo del proyecto, como destacó el presidente de Shell Brasil, Cristiano Pinto da Costa, es precisamente demostrar que el etanol puede ser un vector de hidrógeno renovable, aprovechando la logística existente de la industria. “La tecnología puede ayudar a descarbonizar sectores que consumen energía a partir de combustibles fósiles”, destacó el ejecutivo.

Entre los equipos que se instalarán en la estación de servicio, uno de los principales es el reformador a vapor de etanol desarrollado y fabricado por la empresa Hytron. Aquí es donde ocurrirá la conversión de etanol en hidrógeno a través de un proceso químico llamado reformado con vapor, que es cuando el etanol, sujeto a temperaturas y presiones específicas, reacciona con el agua dentro de un reactor.

“Estamos reuniendo la tecnología brasileña pionera de Hytron para demostrar una solución disruptiva, donde el hidrógeno producido a partir del etanol jugará un papel aún más relevante y de alto impacto en la transición energética del país y del mundo”, comentó Daniel Lopes, director comercial de Hytron.

Los cálculos sobre emisiones y costes del proceso de producción de hidrógeno se validarán a lo largo de la operación de la estación experimental. “Nuestra estimación en este momento es que el costo de producir hidrógeno a partir de etanol es comparable al costo del hidrógeno a partir del reformado de gas natural en el contexto brasileño. Las emisiones son comparables al proceso que realiza la electrólisis del agua alimentada con energía eléctrica de fuente eólica”, informó Julio Meneghini, director científico del RCGI.